El alma que no quiso escribir y escribió
Entronización del Sagrado Corazón de Jesús y María en los hogares
Oraciones de ofrecimiento diario
y petición
Libros de
descarga
Contacto
Hay que salir a la calle y mirar al Cielo, y decir:
¡Padre!
¿Qué me mandas hoy?
yo aquí estoy
lo que Tú mandes haré
ponlo en mi mente
y en mi camino

Que yo ayude al desvalido
que yo consuele al desconsolado
que yo ame al que no me ama
y que no me importe
el que no lo haga

Camina Tú, conmigo
que Tu Fuerza me ayudará
a hacer todo lo que he dicho

Que tu Hijo va conmigo
pero a Ti te lo digo yo:
cuando llegue mi muerte
que tu Hijo esté conmigo
y ¡Tú! Llévame Contigo
A un alma que dice que su alma está seca, digo Yo, que pida:
Devuelve a mi alma
la savia del Amor
para que yo pueda
servirte siempre
con amor

Que donde mire
siempre te vea a Ti
y seas Tú
mi acompañante
por la vida

Y que yo vaya
poco a poco
alejándome de la vida
que engañó mi Vida
(J.H.S.)
Que sepa el Alma de poca voluntad, que Yo puedo dársela, con sólo una mirada a lo Alto, diciéndome:
Yo no puedo
¡Hazlo Tú por mí!
dame la fuerza
que a mí me falta
que yo te doy
lo poco que soy
¡Selo todo Tú para mí!
(J.H.S.)