El alma
que no quiso escribir
y escribió
Entronización del Sagrado Corazón de Jesús y María en los hogares
Oraciones de ofrecimiento diario
y petición
Libros de
descarga
Contacto
Oración diaria de ofrecimiento al Padre:

¡Padre! Aquí estoy
para cumplir
Tu Voluntad

Haz que camine
hasta la Eternidad
sin pararme
ni tropiezo alguno

Porque de Ti vine
y a Ti quiero volver
para servirte eternamente


Quiero que digáis Conmigo:

¡Padre!
yo me entrego a Ti
y quiero seguir en este camino
que me conduce a Ti
con el amor de tu Hijo.
(J.H.S.)



Al alba, al despuntar el día, el alma
se encomendará a Él diciendo:



¡Padre!
que yo este día lo cumpla
llena de Ti
y así muera en Ti
para poder vivir junto a Ti
en la Vida que Tú destinas
a las almas que van a Ti.


Diciéndole a un alma lo que ha de decir al alba
(valiendo para cualquier alma que la quiera decir):



¡Aquí estoy para Ti!. Tú decide por mí.
(J.H.S.)